Crónicas de un hombre serio  /  Anecdotario

¿Pilas?junio 2020

En mi entorno familiar hay quienes tenemos fama de manejarnos mejor en el ámbito del pensamiento abstracto y quienes presumen de un mayor pragmatismo a la hora de resolver problemas. Quienes están en este segundo grupo suelen decir que quienes pertenecemos al primero somos unos pajilleros mentales, aunque lo que realmente quieren decir es que somos unos inútiles. El ejemplo recurrente que utiliza mi mujer Toñi para poner en evidencia nuestras limitaciones es el de un episodio de El ala oeste de la Casa Blanca: dos insignes asesores del presidente se pierden en los confines del Medio Oeste estadounidense y no saben qué hacer; el asunto lo tiene que resolver una secretaria, que se cachondea de lo poco que les sirven sus galones intelectuales para andar por la vida.

Soleada mañana de junio con la atención puesta en un ensayo de 713 páginas. La lectura va acompañada de las correspondientes anotaciones. Y como soy un hombre de mi tiempo, las notas las voy recogiendo en un documento de Word. De repente, el plan de lectura entra en crisis: el ordenador deja de cumplir las instrucciones que le voy trasmitiendo desde el teclado. Insisto en darle a las teclas; nada. Voy a configuración de Windows; nada. Apago el ordenador, desenchufo y enchufo todos los cables; nada. Vuelvo a configuración; nada. Me doy por vencido. No queda más remedio que pedir auxilio a Aitor Uranga, mi informático de cabecera. Reproduzco el intercambio de wasaps: 

  • Yo: Hola, Aitor. El teclado del ordenador no funciona correctamente. ¿Qué puedo hacer? Antes de comprarme otro (añado un emoticono para que quede claro que la última frase es una ironía).
  • Aitor: ¿le has cambiado las pilas?
  • Yo: ¿Pilas? (siguen varios emoticonos para expresar que, una vez que he escrito la interrogación y me he percatado de lo que seguramente le pasa al teclado, no puedo dejar de reírme de mí mismo).
  • Yo (cuando consigo que se me pase el ataque de risa): No; lo intento

Cuando consigo cambiarle las pilas, el teclado vuelve a funcionar. Pero ya no puedo seguir con la lectura. Tengo que escribir el episodio. Mientras lo hago, me sigo riendo.

Otros textos de  'Anecdotario'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.