Crónicas de un hombre serio  /  Cantando, que es gerundio  /  Dedicado a Las chicas del Coro

Respuesta al viejo gaiteroenero 2016

Dedicado a Las chicas del Coro enero 2016

En Después de viejo, gaitero cuento las experiencias vividas junto a Las Chicas del Coro en el taller de música promovido por Helduen Hitza. Mis andanzas músico-vocales eran publicadas posteriormente en la revista de dicha asociación. Y en respuesta a mis elucubraciones, una de mis compañeras de coro, Carmen Elósegui, ha tenido la gentileza de exponer su visión de los hechos, además de plantear sus reflexiones sobre otros asuntos de mayor enjundia. Gracias, Carmen.


Apareciste, para la mayoría de nosotras, sin previo aviso y me atrevo a asegurar que nos extrañaste a todas. Nos extrañaste no sólo porque apareciste sino porque, además, te quedaste.

Con tu admirable tranquilidad y tu bonita voz, aceptaste de buen grado, en cuanto te lo propusieron, cantar unas estrofas solo, ni más ni menos que de Elvys Presley en “Cant’help falling in love”.

Habíamos tenido la experiencia anterior con un colega de tu mismo género que, al percibir que iba a ser el único integrante masculino del coro, optó por irse a dedicar ese tiempo a otro tipo de aficiones.

Ignoro por qué los hombres son más reticentes a la asistencia a cursos, charlas, foros, conferencias, clases, etc... de cualquier tipo. No soy especialista en el tema ni es la ocasión para estudiarlo. Está claro que ambos géneros somos distintos, pero lo que también está claro es que podemos compartir perfectamente tanto proyectos como ilusiones.

¡Gracias a la dirección de Helduen Hitza y a la profesionalidad e inmensa paciencia de Sara Varas que han permitido que los apuntados al Taller de Música podamos aumentar nuestros conocimientos musicales y experimentar la gran satisfacción que proporciona el cantar, tanto a los que escuchan como a los que cantan! 

Se envejece cuando la añoranza y los recuerdos son mayores que la esperanza y nosotros tenemos la esperanza e ilusión de crear algo nuevo: un coro.

Hay algo, Javier, en lo que no estoy de acuerdo contigo. Dices en tu artículo: “Después de viejo, gaitero”, y lo que deberías de decir es: “en la madurez, coralista, tenor y, además, solista”.

Otros textos vinculados a  'Dedicado a Las chicas del Coro'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.