Crónicas de un hombre serio  /  Escritos con y para el corazón  

Agur, tía Lola2013

Tía Lola 2014

En verano de 2013 murió Lola Aranda. Fue Tía Lola para sobrinos y sobrinas carnales y políticos, y también para una larga lista de hombres y mujeres de todas las edades que la reconocían y apreciaban como algo propio.

Cuando falleció, aunque sabíamos de su fe religiosa y la respetamos en todo momento, algunos de sus sobrinos y sobrinas consideramos que no podíamos despedirla sólo con textos sacros leídos por personas ajenas a su vida consciente.

Incluir aquí el texto de nuestro agur a Tía Lola es una forma de cumplir el compromiso de acordarnos de ella, para que siempre siga entre nosotros y nosotras.


Tía Lola: como dijo el sacerdote que te administró la extremaunción, has sido una mujer fuerte, con esa fortaleza que la vida os ha exigido a las mujeres de tu generación para supervivir a tiempos difíciles.

Tía Lola: como ha podido comprobar cualquier persona que te ha conocido durante tus casi 95 años de vida, has sido una mujer alegre, siempre con una sonrisa a flor de labios y preparada para ser la primera en ponerte a bailar en las celebraciones familiares.

Tía Lola: como sabemos todos los que hemos compartido contigo un trecho de tu vida, has sido una mujer siempre dispuesta a echar una mano a cualquiera de tu entorno que lo necesitara; cualquier día, a cualquier hora, sin importar el motivo.

Tía Lola: los que hemos compartido contigo momentos inolvidables de nuestra infancia y juventud siempre recordaremos -con una sonrisa cómplice- tu inquebrantable disciplina y tu vocación por enseñarnos a ser personas educadas y respetuosas. Siempre recordaremos tu forma de transmitirnos cómo ser buena gente. Buena gente como y como el Tío Pantxa.

Tía Lola: para ser tu sobrina o tu sobrino nunca ha hecho falta tener contigo lazos familiares; has sido Tía Lola para muchas personas que desde el primer minuto de conocerte quedaban prendadas de tu simpatía.

Tía Lola: los que hoy estamos aquí nos conjuramos para que siempre sigas entre nosotros, porque seguirás siendo parte de nuestras vidas mientras nos acordemos de ti, mientras hablemos de ti.

Y para ello, Tía Lola, los que hoy estamos aquí nos comprometemos a acordarnos de ti.

Nos acordaremos de ti cada vez que veamos la ría que pasa frente a la ventana de la cocina de tu antigua casa.

Nos acordaremos de ti cada vez que pasemos cerca de ese trozo de la playa de La Concha, al lado de La Perla, que por derecho propio es tuyo para siempre.

Nos acordaremos de ti cada vez que oigamos hablar de Aranzazu, el sitio donde algunos privilegiados compartimos contigo ratos inolvidables.

Nos acordaremos de ti cada vez que veamos un partido de la Real, porque todavía no nos hemos acostumbrado a verlos sin que y el Tío Pantxa estéis presentes. Para muchos de nosotros siempre habéis estado y estaréis ahí, en la tribuna de Atotxa o Anoeta, haciendo el saque de honor en todos los partidos.

Y siempre nos acordaremos de ti, Tía Lola, y del Tío Pantxa, tu marido y compañero desde siempre y para siempre. con tu inconfundible pelo blanco y el Tío con sus perpetuas gafas y un periódico a mano. Caminando juntos; antes, aquí; ahora, dondequiera que estéis; y siempre, en nuestra memoria.

Agur Tía Lola. Descansa en paz.

Donostia/San Sebastián, 21 de julio de 2013

Otros textos de  'Escritos con y para el corazón'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.