El blog de
Javier García Aranda

A Toñi, mi correctora por excelencia.
A Xabier, Mikel, Leyre y Ariadna.
A las nietas y los nietos que irán llegando,
y a sus descendientes.

Aviso a navegantes

Se acabó el póker de reyes y reinas. Igual es el momento de cambiar de juego. Hoy no es 14 de abril, pero me vienen pensamientos republicanos.

Cuando acabé de escribir la epístola a Fernando Ónega, no me imaginaba que su publicación iba a coincidir con la marcha al exilio de Juan Carlos de Borbón.

¿Qué hay en el blog?

Negro sobre blanco

Reflexiones, opiniones, tesis, epístolas, notas y escritos de diversa índole, que recogen puntos de vista captados desde diferentes perspectivas.

Ver publicaciones

¡Oh deporte!

Textos sobre deporte, elaborados desde el bagaje de décadas de dedicación profesional. La mayoría son de opinión; algunos, un poco más técnicos.

Ver publicaciones

Crónicas de un hombre serio

Vivencias, episodios y anécdotas en el límite entre la vida pública y la privada.

Ver publicaciones

¿Quién es Javier García Aranda?

No creo que la lectura de un necesariamente sucinto y poco matizado currículum vitae proporcione una descripción interesante del devenir de una persona por la vida. Al menos en mi caso no me siento identificado con un retrato exprés que diga que nací en 1953, que soy licenciado en Ciencias Físicas (y eterno estudiante de Ciencias Sociales), y que he sido profesor de matemáticas y física, sindicalista en los años de la transición y, durante décadas, técnico de deportes en la administración pública. Así que, si realmente quieres saber algo sobre mí, te sugiero que leas Breve historia de la vida pública de jga y ¿Quién ha dicho que siete años no son nada?.

Últimos textos publicados

Verdad científicaagosto 2020

Una vez descartada -no sin esfuerzo- la idoneidad de las supuestas verdades absolutas reveladas al profeta correspondiente y elegida la razón como la única forma de acercarse a la verdad, comprendí que el método científico es la mejor estrategia para realizar ese acercamiento. No por casualidad la primera clase que impartí como profesor de física elemental fue, precisamente, sobre los intríngulis de dicho método. Para ello traté de explicar a mis alumnos la diferencia entre lo que realmente ocurre ­-la verdad- y la explicación de lo ocurrido -la interpretación de esa verdad-.  

En los fenómenos estudiados por la física, la verdad es lo que se observa empíricamente -la manzana que cae del árbol-, y su interpretación, la teoría científica -para árboles y manzanas, es suficiente con la newtoniana ley de gravitación universal-. Una verdad científica tiene siempre la vocación de ser provisional y perfectible, porque, como decía Max Weber, “todo logro científico significa nuevos problemas y quiere ser superado y envejecer… llegar a ser superado es no solo nuestro destino sino también nuestra finalidad”.

Leer texto completo

¿Quieres recibir las
novedades del blog?

Recibirás un mensaje cada
mes con las nuevas publicaciones.

Regístrate aquí
contacto



Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.