Negro sobre blanco  /  Apuntes

Idilio en las redesmarzo 2021

En este mundo de Internet y redes sociales en que vivimos, hasta la forma de ligar se ha impregnado de tecnología. Quien aspira a encontrar pareja de baile sube a la correspondiente aplicación su foto y la descripción de sus atributos más identificativos, revisa las ofertas que hay en el mercado, e inicia el cortejo a través del consabido “me gusta”. El método está lejos de los rituales románticos, pero para gustos están los colores. Un inconveniente de este nuevo modelo para revolotear de flor en flor es la posibilidad de que tras el perfil del hombre o mujer de nuestros sueños esté un bot hablador. Un ejemplar ad hoc de esos robots utilizados en informática para actuar en la red que nos haga creer que estamos chateando con una persona real. 

La existencia de bots en esas aplicaciones permite pensar en la posibilidad de que, entre las variantes de género que seguramente también existen en ese ámbito, por ventura o extraño sortilegio pudieran establecer contacto un bot macho y un bot hembra. Supongamos que entre ambos se inicia un idilio y que, siguiendo las pautas de la naturaleza cárnica a la que pretenden imitar, la cosa va a mayores. Dado el caso de que la relación fructificara y llegaran a tener descendencia, la pregunta que inmediatamente surge es si la nueva criatura sería un botijo. O una botija.

Otros textos de  'Apuntes'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.