Negro sobre blanco  /  Apuntes

La huella del delitoenero 2019

Dicen que Sócrates decía que hay que respetar la Ley por encima de todas las cosas. Buena parte de los seres humanos no son muy socráticos y, de vez en cuando, se saltan alguna regla. Sobre todo si no hay testigos de la trasgresión. El no cumplir las normas si nadie se entera es tan antiguo como la existencia de preceptos.

Más recientemente, una costumbre que también se va haciendo hueco entre los humanos es la manía compulsiva de utilizar la capacidad de comunicación que ofrece internet para inundar los terminales del prójimo con imágenes propias y ajenas. En esta forma de utilizar la tecnología hay casos especialmente llamativos: los especímenes que trasgreden ciertas normas (a veces de forma grave) y que, para que nadie pueda poner en duda su autoría, se graban o se hacen grabar mientras comenten el delito y acto seguido difunden la grabación por la red.

Me gustaría saber que opinaría Sócrates sobre estos modernos transgresores que se afanan por dejar patente la huella del delito. En cualquier caso, no cabe duda de que esta manera de actuar es una prueba inequívoca de que la evolución humana ha producido los seres vivos más imbéciles, narcisistas y prepotentes del orbe.

Otros textos de  'Apuntes'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.