Negro sobre blanco  /  Apuntes

La manada de cabestrosabril 2018

Esta vez la opinión pública y la opinión publicada se han manifestado al unísono. Salvo a sus allegad@s (¡vaya cruz tenerlos por familiares o amigos!) y al magistrado del voto particular (si lo pillan por Iruña, lo van a poner mirando a Cuenca), la sentencia de La Manada ha provocado las iras de la sociedad. El clamor es unánime: además de imbéciles -como dijo uno de sus abogados- son violadores.

Al margen de las incomprensibles exquisiteces jurídicas sobre la violación que no es agresión, se puede resumir la naturaleza de los especímenes en términos sanfermineros. En la manada -la verdadera, la formada por los animales que protagonizan los encierros-, ellos no son los toros bravos obligados a correr por las calles para acabar siendo luego las víctimas del festejo taurino: sólo son desecho de tienta, aspirantes a cabestros.

P.S.: ahora todo el mundo está de acuerdo en que ha habido una larga y profunda Omertá en los San Fermines.

Otros textos de  'Apuntes'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.