Negro sobre blanco  /  Opinatorio

Homo stupidusabril 2021

El nombre fue acuñado por un científico del siglo XIX que se consideraba mucho más listo que el señor al que pertenecían unos antiquísimos restos óseos encontrado en pleno corazón de Europa. Una forma de marcar distancia y poner de relieve la superior capacidad intelectual del Homo sapiens con respecto a algunos colegas que se adaptaron peor al ritmo evolutivo de los viejos tiempos.


Tras las sucesivas olas coronavíricas, los doctos protectores de la salud pública han llegado a la inapelable conclusión de que la adopción de ciertas medidas, tales como el control de la movilidad de la población y evitar su estancia en tropel en lugares cerrados, lleva sistemáticamente a la mejora de los datos que reflejan la incidencia de la pandemia. ¿Cuál debería ser la conclusión del supuestamente listísimo homo sapiens? En buena lógica, la única decisión sabia sería perseverar en la aplicación de esas medidas hasta conseguir, vacunas mediante, la erradicación del fatídico virus. Por tanto, si la decisión que se toma es exactamente la contraria, es decir, la supresión de las susodichas medidas preventivas, ¿a qué especie debe suponerse que pertenecen quienes adoptan tan peregrina decisión? 

Es ante esta cuestión cuando el ejemplar más preclaro de la especie, el auténtico homo sapiens sapiens, esgrime una sonrisa de superioridad y dice aquello de “es la economía, estúpido”. Estrategia, la de cuidar la economía por encima de casi todas las cosas, con la que ya contábamos, al menos desde que algunos tomamos conciencia de que la consigna -nunca proclamada públicamente- era morirse ordenadamente. La duda es si los científicos del futuro lejano, cuando estudien concienzudamente los restos documentales que queden de los argumentos de este tiempo pandémico, no los catalogarán como inequívocamente representativos del más genuino Homo stupidus.

Otros textos de  'Opinatorio'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.