¡Oh deporte!  /  Fútbol es fútbol

El nuevo jugador número 12septiembre 2020

Desde hace décadas, la afición que anima a su equipo de fútbol es considerada el jugador número 12. Esta popular denominación de las hinchadas futboleras tiene su origen en el sobrenombre adjudicado hace casi un siglo a Victoriano Caffarena, un acérrimo seguidor del club bonaerense Boca Juniors. Hace meses que en los equipos que juegan la liga española de fútbol (y algunas otras) el jugador número 12 está fuera de las alineaciones. Y lo previsible es que siga en el banquillo durante una larga temporada. ¿Quién va a ocupar su puesto durante este tiempo?


Aunque los equipos de fútbol siguen estando integrados por once jugadores, hace casi medio siglo que suelen ser varios más los que intervienen en los partidos (en los últimos de la pasada temporada y, por el momento, también en los de esta, se pueden realizar hasta cinco cambios). Sin embargo, a la afición se le sigue adjudicando el número 12. La interpretación de este simbolismo es que, tras los esfuerzos de los once que están en el campo, se considera que los ánimos de la hinchada son el siguiente factor en importancia a la hora de ganar los partidos. (Al respecto, la ausencia de espectadores hace que el actual sea un periodo histórico único para tratar de medir de forma objetiva el impacto real que tiene la presencia en las gradas del jugador número 12 en los resultados de los partidos).

La idea del jugador número 12 también ha sido utilizada de forma peyorativa atribuyendo al árbitro estar “alineado” con el equipo contrario cuando sus decisiones son desfavorables. Hay quien ha adjudicado ese rol a otros intangibles, como Santiago Romero en Las supersticiones, el jugador número 12 del fútbol(BBVA Creative, 26/9/2018). Y recientemente, aunque de forma menos explícita, se ha adjudicado ese papel protagonista al VAR, que en teoría debería ser un jugador imparcial, aunque su funcionamiento ha puesto en evidencia que los árbitros -el que está en el campo más el del VAR- van a seguir en la pugna por ser considerados los más influyentes en el juego después de los jugadores.

Sin embargo, desde el final de la pasada temporada ha hecho su aparición en la liga un nuevo protagonista que va a disputar a todos los anteriores la capacidad de mediatizar los resultados de los partidos. Hasta ahora se hablaba con ironía del imaginario virus FIFA para referirse al origen de las lesiones de jugadores de las selecciones nacionales que luego les impedían ser alineados por sus respectivos clubes. A partir de ahora, con toda propiedad, puede hablarse de la COVID-19 como el virus que está condicionando las alineaciones de los equipos: la influencia del coronavirus en quién juega y quién no cada partido ya está siendo decisiva. Sortear su impacto, mediante la prevención y probablemente recurriendo también a otros imaginativos recursos, se va a convertir en el nuevo juego del gato y el ratón que anime la liga. Por su impacto en la competición, el bicho se ha erigido en un serio candidato a ser el nuevo jugador número 12. Y tiene pinta de ser más difícil de controlar que la 12, la famosa barra brava de Boca Juniors.

Otros textos de  'Fútbol es fútbol'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.