¡Oh deporte!  /  Historias de Anoeta

El Estadio de Anoeta ¿debe seguir siendo municipal?septiembre 2015

Esto lleva a preguntarse si lo que realmente ocurre es que la Real Sociedad no quiere comprar el estadio ‐lo cual sería un gravísimo error histórico‐ o si el problema radica en que el Ayuntamiento de Donostia no lo quiere vender. Y lo mismo que no alcanzo a comprender ninguna razón por la que la Real no quiera comprar el estadio, tampoco se me ocurre ningún motivo razonable para que el Ayuntamiento no quiera venderlo.” (La reforma del Estadio de Anoeta, certezas y dudas)


Ante las certezas y dudas manifestadas en la introducción a este texto, la postura del Alcalde de Donostia no ha podido ser más categórica: el Estadio de Anoeta es “una instalación municipal que va a seguir siendo una instalación municipal” después de que se lleve a cabo su reforma (declaraciones de 8-9-2015). Al parecer, el máximo mandatario del Ayuntamiento de San Sebastián ha querido cortar de raíz cualquier posible discusión acerca de cuál es la mejor decisión al respecto.

Sorprende que la afirmación haya sido hecha de forma tan contundente y sin ningún asomo de duda y que, al mismo tiempo, no haya sido sustentada en ningún argumento que avale por qué una instalación que fue construida por y para la Real Sociedad debe seguir siendo una propiedad municipal, cuando el tiempo ha demostrado sobradamente que no hay justificación alguna para ello y, además, existe una buena oportunidad para optar por una alternativa mejor.

En estos tiempos en que la defensa de lo público es seña de identidad de quienes estamos a favor de garantizar la supervivencia del estado de bienestar, ni se me pasa por la imaginación posicionarme a favor de la privatización de ningún bien o servicio municipal que afecte a algún derecho de la ciudadanía donostiarra. Lo cual no es óbice para que, en defensa de esos mismos intereses colectivos, afirme que no es razonable mantener en el ámbito de lo público lo que no beneficia a la ciudadanía y, además, como ocurre en este caso, no sólo es una opción que va en contra de los intereses de la Real Sociedad, sino que tampoco es la mejor alternativa para el propio Ayuntamiento de la ciudad.

Post scríptum: el que fuera profesor de historia del pensamiento económico Carlo María Cipolla, en su opúsculo “Allegro ma non troppo, clasifica a las personas por su capacidad para hacer bien o mal a las demás personas y, al tiempo, generar beneficios o perjuicios para sí mismas. En su opinión, personas inteligentes son aquellas que cuando actúan generan beneficios para las demás y también para sí mismas. Para que nadie se ofenda, omito la forma en que el profesor Cipolla caracteriza a las personas estúpidas.

Otros textos de  'Historias de Anoeta'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.