Crónicas de un hombre serio  /  Anecdotario

Tecnología puntaagosto 2020

Mi amigo J -el que hizo la mili en África- pasó la infección al principio de la era Covid-19. Hace poco le llamaron para hacer una revisión. Le sugirieron que fuera con ropa y calzado apropiado, porque le iban a hacer caminar. Esperaba que para la prueba utilizaran una máquina y que le colocaran electrodos para medir sus constantes. Más o menos como a los futbolistas al iniciar la temporada. También intuía que los resultados de la prueba de esfuerzo (sic) iban a ser, directa e inmediatamente, tratados informáticamente. Probablemente mediante una aplicación diseñada ad hoc para agregar datos y sacar conclusiones sobre los efectos de la pandemia. 

Como viejo y veterano enfermo del aparato respiratorio, le previne de que no se hiciera ilusiones. Que lo que le esperaba era caminar por un pasillo, alrededor de -según creía recordar- unas sillas colocadas en los extremos. Un circuito con puertas de despachos a los lados, de las que a veces asoma algún o alguna despistada, con el consiguiente riesgo de colisión (sobre todo si se va a velocidad punta). Mientras tanto, la jefa de pista va anotando palotes para contar las vueltas y, tras aplicar el correspondiente algoritmo, calcular la distancia recorrida. Todo un poema. 

Tras realizar la prueba, mi amigo J me ha confesado que lo peor ha sido caminar por el consabido pasillo mientras con la mano tenía que sostener el oxímetro sobre su pecho. De esta forma la jefa -que, cual patrona de trainera, no dejaba de animarlo a mantener el ritmo- podía ir anotando su nivel de saturación. En todo caso, su conclusión es que soy un poco exagerado, que está todo muy modernizado, que para señalizar las curvas, en lugar de las sillas que yo creía recordar, ahora ponen unos conos de gestión de tráfico. Tecnología punta.

Otros textos de  'Anecdotario'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.