Crónicas de un hombre serio  /  Pequeñas cosas

Otra vueltadiciembre 2017

Mi ama tiene 98 años. A esa edad, cualquier achuchón, por nimio que sea, lleva a pensar en lo peor. Hace unos meses, tras superar uno de esos episodios, le dijo a mi hermano Luisan que durante los días en que se había encontrado peor había hablado con un familiar fallecido hace unos cuantos años, el cual que le había dicho que “aún no le tocaba”. Hace poco, ha pasado otra vez por un trance que pensábamos que podía ser definitivo. Y cuando, una vez más, se ha recuperado, ha contado a mi hermana Loly que le han dicho que “todavía tenía que dar otra vuelta”.

Nuestra ama hace ya unos años que tiene en su cabeza una gran confusión que le lleva a mezclar el pasado y el presente, lo real y lo imaginado. Pero dicen mi hermana y mi hermano que cuando ha relatado sus experiencias lo ha hecho con tanta sencillez como convicción. Obviamente, pensamos que sus diálogos con el más allá forman parte del repertorio de historias imposibles que suele contarnos. Por el momento, a falta de pruebas empíricas más contrastadas, no creo que haya otra existencia después de la muerte, pero, ¡mira que si lo que cuenta la ama fuera cierto...!

Otros textos de  'Pequeñas cosas'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.