¡Oh deporte!  /  Fútbol es fútbol

Eibar y los Borbones2014

Tras el análisis del devenir de la historia de los siglos XX y XXI, una persona observadora ha afirmado lo siguientes: “El 13 de abril de 1931 el pueblo de Eibar se echó a la calle y al día siguiente Alfonso XIII abdicó. El pasado sábado el pueblo de Eibar salió a la calle y hoy Juan Carlos I abdica. ¡Estos eibartarras acojonan un poquito! Demostrado: cada vez que se reúnen más de 10.000 eibarreses en la Plaza de Unzaga, cae un Borbón” (publicado el 2 de octubre de 2014 en Twiter).


Para los menos avezados en la historia de Eibar y en su influencia sobre la monarquía española, cabe recordar someramente lo ocurrido en 1931. El 12 de abril, siendo rey Alfonso XIII, abuelo de Juan Carlos I, se celebran elecciones municipales con el siguiente resultado “En el total del Estado se contabilizaron 39.501 concejales republicanos y socialistas frente a 34.238 conservadores, con la peculiaridad de que la victoria republicano-socialista fue aplastante en las capitales de provincia” (Jesús Gutiérrez Arosa, La insurrección de octubre del 34 y la II República en Eibar ; Egoibarra, 2001).

No hay consenso sobre cómo se originó el evento pero, ya fuera por un malentendido o como consecuencia de una estrategia, los hechos incontestables son que, en la madrugada de la noche del 13 al 14 de abril de 1931, el pueblo de Eibar se congregó ante el ayuntamiento para asistir a la izada de la bandera tricolor y al grito de ¡Viva la República! constituirse en avanzadilla de la proclamación de la II República. Fue el final del reinado de Alfonso XIII, que apenas 24 horas más tarde abandonaba España.

La tarde del sábado 31 de mayo de 2014, el pueblo de Eibar sale a la calle para celebrar el ascenso del EIBAR a Primera División, hecho histórico- deportivo sin precedentes que ya estaba certificado desde hacía una semana. La fiesta culmina en la Plaza de Unzaga, en el mismo sitio en que en 1931 se izó la bandera tricolor y se proclamó el advenimiento de la II República. La historia se repite: poco más de 24 horas más tarde, en la mañana del 2 de junio de 2014, Juan Carlos I abdica.

En los análisis científicos hay que ser rigurosos. Así, de la sucesión en el tiempo de dos series de fenómenos (en este caso, las congregaciones multitudinarias del pueblo de Eibar en su plaza, por un lado, y el final de los reinados de los últimos monarcas del Reino de España, por otro) no se puede pasar alegremente a concluir que existe una relación causa-efecto, como sostiene la tesis que provoca este comentario.

La expresión latina post hoc ergo propter hoc (que, por cierto, sirve de título a un interesante capítulo de El ala oeste de la Casa Blanca), es decir, “después de esto; y, por lo tanto, a consecuencia de esto”, resume un recurrente error en la interpretación de la correlación entre fenómenos. En efecto, no siempre que un hecho sucede en el tiempo a otro debe interpretarse que el primero es la causa del segundo.

Sin embargo, en el caso que nos ocupa, una nueva coincidencia de la congregación festiva del pueblo eibarrés en la Plaza de Unzaga con el final del reinado de un nuevo monarca sería un dato empírico definitivo. Una previsión lógica para llevar a cabo esta comprobación es que, en una próxima primavera, como consecuencia de que la S. D. EIBAR gane un título, se repita la multitudinaria congregación del pueblo eibarrés en su plaza icono y a renglón seguido finalice el reinado de otro Borbón. Es muy posible que el asunto ya esté sobre la mesa en los mentideros de la villa y corte, donde hay cierto temor acerca de la continuidad de la monarquía.

¿Ganará la S. D. EIBAR la liga o la copa y podrá comprobarse de nuevo la influencia de los eventos de la Plaza de Unzaga en el devenir de los Borbones? ¿Se tramará una conspiración para que el EIBAR no gane ningún título y de esa forma impedir que se produzca un nuevo evento festivo y su previsible consecuencia? ¿Habrá, a pesar de los pesares, una conjunción astral que llevará indefectiblemente a que comprobemos por tercera y definitiva vez la norma que parece regir la correlación entre estos fenómenos?

Tiembla, Felipe.

Otros textos de  'Fútbol es fútbol'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.