Negro sobre blanco  /  Opinatorio

Póker de reyes y reinasabril 2018

El 14 de abril se conmemora la proclamación de la II República. Es un día propicio para tener presentes a quienes vivieron el 14 de abril de 1931 y han celebrado cada año la efeméride. Va por vosotr@s: ¡Salud y República!


Cada año, el 14 de abril suele ser un buen momento para reivindicar la instauración de un régimen republicano en España (y, al tiempo, hacer votos para que sea compatible con que las naciones sin Estado del ruedo ibérico puedan también organizar sus propias repúblicas). Claro que este planteamiento lleva necesariamente a poner en solfa, entre otras cosas, la monarquía que encabeza el Reino de España. Y este año lo han puesto a huevo: el espectáculo ofrecido recientemente por la Familia Real más que para celebrar la Pascua parecía diseñado para una larga primavera de pasión.

El más veterano del cuarteto, el Rey Juan Carlos -que no parece estar ya para cazar muchos elefantes (ni machos ni hembras)-, a pesar de su célebre arrepentimiento, dejó una herencia envenenada a su sucesor el Rey Felipe. Sobre este último, en su artículo No es fácil ser España (New York Times; 2018/02/28), Martín Caparrós señala que: “La cultura consiste en ir construyendo símbolos cada vez más abstractos: el que mejor funciona en España -según las encuestas- es de carne y hueso y se llama Felipe. Pero tiene el problema de que habla, y al hablar desune: hace unos meses tomó partido por el gobierno central en el conflicto catalán y se alienó a millones de supuestos súbditos”. Y, añado, a veces no desune porque no le entiende casi nadie, como en El discurso del Rey de diciembre de 2015.

La nueva en el póker, es decir, la Reina Leticia, no contenta con el mal efecto causado por sus mensajes al compi yogui Javier López Madrid mientras el interfecto hacía de las suyas, ha elegido para hacerse valer a la peor contrincante: la Reina Sofía, que ha demostrado ser Una Reina profesional que se ha ganado el respeto de buena parte de la ciudadanía española. Incluido el de algún@s republican@s.

Una observación final. En el esperpéntico incidente que está recorriendo las pantallas de todo el orbe, el póker de reyes y reinas estaba acompañado por unas criaturas que, por muchos títulos que ostenten, no dejan de ser unas niñas. Pero, si alguno o alguna de mis hijos e hijas le hace un desplante como ese a su amona, ¡se la gana!

Otros textos de  'Opinatorio'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.