Negro sobre blanco  /  Opinatorio

Twitteroctubre 2015

  1. La idea de utilizar Internet para poner a disposición de otras personas los textos que uno escribe me parece interesante: es el recurso tecnológico que sirve de soporte a cualquier blog. (186)
  2. En más de una ocasión he pensado en abrir una cuenta en Twitter ya que, aunque no me guste como soporte de sesudas sentencias, parece un buen instrumento para invitar a leer el blog. (182)
  3. Aunque hay síntesis geniales con sólo tres palabras (cogito ergo sum), la limitación de caracteres a la que obliga Twitter dificulta la posibilidad de expresar ideas o argumentos mínimamente elaborados. (203)
  4. Es obvio que, si uno no es capaz de escribir de manera muy concisa aquello que quiere expresar, está condenado a no poder utilizar Twitter. Me temo que es mi caso. (165)
  5. Para expresar ideas utilizando un máximo de 140 caracteres hay que ponerse a ello: escribir aquello que se desea expresar y, luego, contar los caracteres empleados. (165)
  6. Planteado el reto de escribir ideas utilizando para cada una de ellas un máximo de 140 caracteres, ¿qué % de éxito es necesario para considerar que se ha superado el listón para ser tuitero? (191)
  7. El autoexamen para ser tuitero es escribir diez ideas, contar los caracteres empleados y comprobar que, al menos, en el 50% de los casos no se supera el límite impuesto por Twitter. (182)
  8. Los datos empíricos: tras escribir sucintamente diez ideas, sólo en el 10% de los casos he conseguido hacerlo utilizando un máximo de 140 caracteres. Ergo no sirvo para tuitero. ¡Lo sabía! (191)
  9. Dado el nulo interés que me suscitan otras opciones, Twitter era mi única oportunidad para utilizar las redes sociales. Sólo queda aceptar que uno no es capaz de ser tan escueto. (180)
  10. He intentado ser tuitero, pero no he logrado superar la prueba de la brevedad. Mi sino es seguir escribiendo sólo en el blog. (127)
Otros textos de  'Opinatorio'

¿Quieres hacer algún
comentario sobre este texto?

Contacto
contacto





Información básica sobre protección de datos.

Responsable: Javier García Aranda.
Finalidad: gestionar la suscripción al blog y la comunicación entre el autor y el usuario o la usuaria; moderar los comentarios que se realicen sobre el contenido del blog.
Legitimación: consentimiento del interesado o interesada.
Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo por obligación legal.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en la política de privacidad.